Una Grimbergense puede maridar con cualquier comida por su variedad de sabores.

Grimbergen es un acompañamiento perfecto para la comida, gracias a su complejidad de sabores y a su carácter único. Ofrece una gama variada de sabores, por lo que todos pueden encontrar la combinación perfecta para su plato.

Grimbergen es un acompañamiento perfecto para la comida, gracias a su complejidad de sabores y a su carácter único. Ofrece una gama variada de sabores, por lo que todos pueden encontrar la combinación perfecta para su plato.

El lúpulo

es el responsable de los aromas herbales, cítricos o resinosos.

Las especias

producen delicadas notas de frutas, nueces, chocolate o vainilla.

La levadura

aporta un sabor suave, fuertemente afrutado o especiado.

Debemos tener en cuenta tres puntos claves a la hora de realizar un buen maridaje.

01

Combinar lo fuerte

con lo fuerte

Una cerveza fuerte marida mejor con un plato suculento y contundente de carne, ya que los aromas más suaves quedarían eclipsados por el sabor intenso de la carne.

Grimbergen Ambrée es perfecta para comidas abundantesy generosas gracias a su intenso sabor malteado y tostado.
02

Encontrar armonías

Las comidas ligeras y refinadas, como el pescado, son platos deliciosos que enriquecen el paladar con suaves aromas a cítricos. Una cerveza clara y refrescante es el equilibrio perfecto para este plato tan armonioso.

Grimbergen Blanche es el acompañamiento ideal. Ofrece aromas refrescantes de cítricos y bergamota
03

Considerar el contraste

Ciertas características de la comida y la bebida interactúan de forma específica. La carbonatación, por ejemplo, equilibra los platos pesados y abundantes, mientras que el amargor del lúpulo realza los platos especiados y la acidez puede equilibrarse con las cervezas más dulces.

Una Grimbergen Blonde suave con notas especiadas de clavo funciona muy bien con filetes tiernos y sabrosos.